Nuestro ministerio de jóvenes está fundado sobre la creencia de que los jóvenes pueden y deben ser una parte vital de la iglesia. Jóvenes no solamente deben ser ministrados en la Iglesia pero deben tener la oportunidad de servir en, y por medio de la Iglesia.

Dios le ha dado a los jóvenes energía, celo, gozo, y un Corazón para servir. ¿Por que no aprovechar estas caracteristicas y permitirles que sirvan a Dios?

Nuestros Jóvenes son enseñados en la Palabra de Dios. Se les enseña moralidad, carácter y son equipados con las herramientas para ayudarles a ser exitosos en su vida Cristiana, aún en los tiempos que vivimos.

Jóvenes se involucran en actividades con guías del grupo como práctica regular. El verano es un tiempo especialmente ocupado para nuestros jóvenes con Conferencias de Jóvenes, campamentos y avivamientos de jóvenes.